Despido disciplinario y paro

Despido disciplinario y paro: formalidades

Maria Flores — viernes, 15 de abril de 2022

Cuando el empresario descubre que el trabajador ha violado gravemente algunas de las normativas internas de la empresa, puede proceder a un despido disciplinario y paro. 

Se trata de una de las formas de extinción del vínculo laboral por actos cometidos por el empleado que afectan en gran magnitud el desarrollo de la misma. 

Pero, a diferencia del despido objetivo, cuando es despido disciplinario, ¿el trabajador tiene derecho a paro? 

¿Cuáles son las causas que conllevan al despido disciplinario?

Los motivos para que un trabajador despida disciplinariamente a un trabajador se encuentran estipuladas en el art. 54 del Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, en los convenios colectivos también se encuentran una serie de conductas que pueden conllevar a este tipo de despido. 

La realidad es que el empresario recurre a este cuando el trabajador ha incurrido en faltas tan graves que justifiquen el despido disciplinario. Evidentemente, el trabajador no percibe ningún tipo de indemnización, solo el finiquito con la parte de los días que ha trabajado y que aún no cobra.

Artículo 54. Despido disciplinario.

“1. El contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador.

  1. Se considerarán incumplimientos contractuales:
  2. a) Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo.
  3. b) La indisciplina o desobediencia en el trabajo.
  4. c) Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.
  5. d) La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.
  6. e) La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado.
  7. f) La embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  8. g) El acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y el acoso sexual o por razón de sexo al empresario o a las personas que trabajan en la empresa».

Formalidades del despido disciplinario

Así como cualquier tipo de despido, el despido disciplinario debe cumplir con las exigencias de la legislación española. Es decir, informarlo por escrito, cumpliendo con la normativa de explicar detalladamente la razón o la causa del despido disciplinario.

Con el fin de que el despido proceda, el empresario debe hacerlo de forma clara. Ahora bien, si el trabajador que despiden es representante de algún sindicato o de los mismos trabajadores, el empresario deberá cumplir con otros requisitos, es decir, avisar con anticipación a los miembros del sindicato la decisión. 

Es importante conocer los requisitos formales, ya que si no se cumplen con ellos, el trabajador puede demandar a la empresa ante el Juzgado de lo Social, donde el juez analizando y conociendo el caso podrá declarar el despido improcedente o nulo, esa sería la consecuencia de no realizar el despido correctamente.

Despido disciplinario y paro

La pregunta que muchos se hacen es que si el despido disciplinario y paro son conceptos que pueden ir de la mano?, y la respuesta es sí. En cualquier caso, el despido disciplinario tiene derecho a paro siempre y cuando el trabajador haya cotizado el tiempo suficiente para la clase de subsidio. 

Despido procedente y paro

El despido disciplinario procedente tiene derecho a paro por su naturaleza. Es decir, que sea procedente no afecta para que la persona tenga dicho derecho, tanto en el despido objetivo como disciplinario.

Despido disciplinario falso

Dentro de los fraudes legales que se presentan en las relaciones laborales, el despido disciplinario es uno de ellos. Este concepto hace referencia a los convenios realizados por el empresario y el trabajador con el fin de adquirir beneficios mayores del despido

Un ejemplo del despido disciplinario falso fue lo ocurrido entre los años 2008 y 2012, donde los empresarios despedían a los trabajadores porque el despido era muy caro por la situación económica en ese momento.

Despido disciplinario ERTE

Cuando el despido disciplinario se realiza después del ERTE no es necesario respetar el plazo de 6 meses.

Si te quedan dudas sobre el despido disciplinario y paro, puedes contactarnos a través de info@lawyoulegal.com, contamos con especialistas en el ámbito laboral, quienes han destinado parte de su carrera a los casos de despido, teniendo como resultado la indemnización correspondiente para cada caso en particular.

Categorías a las que pertenece este artículo:

Si te ha gustado, comparte este artículo:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.