Custodia compartida para perros

Custodia compartida para perros en casos de divorcio 2022.

Lawyou — sábado, 12 de marzo de 2022

Querido lector/a:

Queremos dedicar este clublawyou, a hablarte de la custodia compartida para perros, que con motivo de la modificación introducida el pasado diciembre en el Código Civil, tendrá incidencia en los casos de separación, divorcio o nulidad del matrimonio. 

Destacamos que la primera custodia compartida ha sido para un perro llamado Panda, así lo determinó la reciente Sentencia 358/2021, de 7 de octubre de 2021, del Juzgado de Primera Instancia nº 11 de Madrid.

Custodia compartida para perros

La custodia compartida para perros es posible gracias al reconocimiento de nuestras mascotas como “seres sintientes” o “dotados de sensibilidad”. Hasta ahora eran considerados cosas, y ello suponía que fueran, por ejemplo, bienes embargables, consecuencia que para quienes tenemos mascota (perro, gato, caballo, loro, conejo, etc.) resulta una atrocidad. Afortunadamente, eso ha cambiado.

Regulación ante la custodia compartida para perros

Centrándonos en la cuestión que es objeto de este artículo, es decir, el tratamiento actual del régimen de convivencia y cuidado de los animales de nuestra “familia” en situaciones de separación, nulidad matrimonial o divorcio, hemos de tener claro que es necesario regular estas relaciones con nuestras mascotas. 

Esta decisión podrá ser de mutuo acuerdo, para lo cual tendremos que realizar el pertinente convenio regulador, o en caso de disputa o discrepancias entre las partes tendremos que hacer que la regulación se concrete en Sentencia, conforme resulte del criterio del Juez que conozca del asunto, donde se buscará lo mejor para el cuidado y bienestar del animal, y se atenderá a los vínculos afectivos. Bien sea mediante convenio regulador o mediante Sentencia, se recogerán ciertas cuestiones.

Decisiones que debe poseer el convenio regulador

Cuando hablamos de custodia compartida para perros hacemos referencia a:

Atribución de la convivencia o destino: resolviendo con quien convivirá la mascota, pudiendo establecerse la atribución en exclusiva a uno de los miembros de la expareja, o la atribución compartida (custodia compartida). Si la atribución fuera compartida se tendrá en cuenta qué períodos estará con cada uno de los “cocuidadores” o “corresponsables”.

Asignación de cuidados al animal: se fijarán aspectos económicos (veterinario, alimentación, peluquería y belleza…), y demás obligaciones que cubran las necesidades del animal para su bienestar.

Regulación de visitas, si corresponde.

En este sentido, es importante tener en cuenta que para los supuestos de mutuo acuerdo que se desarrollen por convenio regulador, este deberá ser validado (homologado) por un Juez que valorará si se respeta el bienestar del animal.

España modifica positivamente los derechos animales

Como podéis ver, la modificación da prioridad al bienestar del animal, por encima de quién es el titular/propietario del animal, a la hora de determinar a quién se atribuye la custodia o qué tipo de custodia se atribuye y en qué términos.

Esperamos que este contenido sobre la custodia compartida para perros te haya resultado interesante, pero, sobre todo, que al leerlo hayas sentido tranquilidad y seguridad para el caso de que esta situación te preocupara.

Si tienes un perro, un gato, un loro, un caballo o cualquier otra mascota en tu familia, y estás pensando en separarte o divorciarte de tu pareja, pero no quieres perder el contacto con tu mascota, nuestros abogados expertos en derecho animal te ayudarán y asesorarán para encontrar la mejor solución para todas las partes, considerando siempre el bienestar de tu mascota al momento de entrar en el proceso de custodia compartida para perros.

Anticípate a los problemas y evítalos.

De ti depende dar el primer paso, de nosotros, todos los demás.

 

Categorías a las que pertenece este artículo:

Si te ha gustado, comparte este artículo:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.