fbpx

Seguridad social en España

seguridad social españa

La seguridad social, es el régimen de protección o sistema de protección social, en el cual el Estado garantiza las prestaciones sociales a los trabajadores por cuenta ajena, por cuenta propia o autónomos, estudiantes, funcionarios públicos, civiles, militares, y quienes estén enfrentando una situación de necesidad en la que requieran de subsidio o ayuda económica.

La Seguridad Social está establecida en el artículo 41 de la Constitución Española y en la Ley General de la Seguridad Social, en su texto refundido del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre.

Quienes pueden gozar de la seguridad social.

Pueden ser asistidos por el sistema de seguridad social, los españoles que residan en España y los extranjeros que residan legalmente en el país, de acuerdo al artículo 10 de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Funcionamiento de la seguridad social.

La seguridad social en España, funciona en dos modalidades: la contributiva y la no contributiva, en la primera en se encuentran las cotizaciones de los trabajadores por el trabajo realizado en las empresas, y la segunda se basa en las contribuciones que hace el Estado para financiar la asistencia sanitaria, pensiones y el presupuesto del Instituto de Mayores y Servicios Sociales.

Afiliación, inscripción y cotización de la seguridad social.

La afiliación a la seguridad social es obligatoria en todos los supuestos mencionados anteriormente, podrá hacerse a petición de los interesados o de oficio por la Administración de la Seguridad Social. Los empresarios deberán solicitar la inscripción en el Régimen General de la Seguridad Social, la inscripción se efectuará ante el correspondiente organismo de la Administración de la Seguridad Social, a nombre de la persona física o jurídica o entidad sin personalidad titular de la empresa; por lo tanto, los empresarios estarán obligados a solicitar la afiliación a la seguridad social, así como a comunicar el ingreso o el cese de las actividades de sus afiliados; si el empleador no cumple con la afiliación en el sistema de seguridad social, el trabajador podrá instar su afiliación en el organismo competente. El derecho de dar alta y de baja en la seguridad social corresponderá a la Administración de la Seguridad Social.

La obligación de cotizar nacerá con el inicio de la prestación del trabajo, incluido el período de prueba, esta se mantendrá por todo el período en que el trabajador esté en alta en el Régimen General o preste sus servicios. La obligación de cotizar se suspenderá durante las situaciones de huelga y cierre patronal. La cotización a la Seguridad Social es obligatoria en todos los regímenes del sistema.

Alcance de la acción protectora de la Seguridad Social, de acuerdo a la Ley de Seguridad Social:

  • Prestación por nacimiento y cuidado de un menor, riesgo de embarazo y riesgo durante la lactancia natural.
  • Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad.
  • Incapacidad temporal, ocasionada por una enfermedad o un accidente no laboral.
  • Enfermedad permanente contributiva, que afectan las funciones normales de la persona y anulan su capacidad laboral.
  • Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
  • Jubilación.

Pensión de viudedad; prestación temporal de viudedad;

  • Pensión de orfandad; prestación de orfandad
  • Pensión en favor de familiares; subsidio en favor de familiares
  • Auxilio por defunción; indemnización en caso de muerte por accidente de trabajo o enfermedad profesional; ingreso mínimo vital, así como las que se otorguen en las contingencias y situaciones especiales que reglamentariamente se determinen por real decreto, a propuesta del titular del Ministerio competente

Información en https://www.seg-social.es/wps/portal/wss/internet/InformacionUtil/44539