5 conductas que llevan al acoso ilegítimo

Lawyou — miércoles, 29 de agosto de 2018

Delito contra la libertad

El 1 de julio del año 2015, entró en vigor la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo por la que se lleva a cabo la reforma del Código Penal.

Entre otros, tal reforma introdujo un nuevo delito denominado delito de acoso o stalking, el cual encaja dentro de los delitos contra la libertad.

Se trata de un delito de acoso a una persona sin que medie autorización alguna, causando graves perjuicios a la víctima.

Regulación – Artículo 172 ter

El delito de acoso ilegítimo o stalking está regulado en el artículo 172 ter del Código Penal. Según dicho artículo, “será castigado con la pena de prisión de 3 meses a 2 años o multa de 6 a 24 meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana”. Tales conductas son las siguientes:

  • La vigile, la persiga o busque su cercanía física
  • Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas
  • Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella
  • Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella
  • Si se trata de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación, se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años

Protección

Es muy importante que la víctima esté lo suficientemente informada acerca de sus posibilidades en caso de que esté sufriendo este tipo de acoso, para que se puedan poner en marcha las medidas de protección adecuadas, garantizando su seguridad en todo momento.

Del mismo modo, resulta fundamental que la víctima sea capaz de identificar tales conductas para poder, en ese caso, denunciar su situación.

Finalidad u objetivo

Antes de la reforma del Código Penal, ciertas conductas no eran calificadas como acoso a causa de que este tipo de delito no estaba tipificado. Por tanto, aquellas personas que llevaban a cabo tales conductas quedaban impunes en multitud de ocasiones.

Ante ello y según la exposición de motivos de la ley, este delito “está destinado a ofrecer respuesta a conductas de indudable gravedad que, en muchas ocasiones no podían ser calificadas como coacciones o amenazas”.

Por tanto, este delito quiere hacer frente a conductas graves y reiteradas que menoscaban gravemente tanto la libertad como la seguridad de la víctima.

No hay duda de que, tipificar este tipo de conductas en el Código Penal, hace que la víctima pueda favorecerse de las medidas que contiene el citado Código.

Desde LAWYOU, te ayudamos

En LAWYOU contamos con abogados/as con muchos años de experiencia que te pueden ayudar con cualquier cuestión al respecto. No dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico info@lawyoulegal.com o, si lo prefieres, puedes llamarnos al 602 226 895.

Categorías a las que pertenece este artículo:

Si te ha gustado, comparte este artículo:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *