Diferencias entre la guarda y custodia compartida y la exclusiva

Lawyou — miércoles, 22 de abril de 2020

Cuando se afronta un procedimiento de separación o divorcio, o la ruptura de la pareja con el correspondiente procedimiento de medidas paternofiliales, para el caso de que hubiera hijos menores de edad, siempre nos encontramos en una tesitura.

Diferencias entre custodia compartida y custodia exclusiva.

¿Cuál es el régimen de guarda y custodia que regirá a partir de ese momento?

Lo primero que debemos afianzar es que en estos procedimientos, a la hora de ponderar las decisiones que se deben tomar, el principio universal, que se debe respetar es el interés superior del menor.

Dicho precepto se recoge  “El art. 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y ratificada por España, establece: «En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño».

Este principio también se establece en el art. 24.2 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, tiene anclaje constitucional en el art. 39 de la Constitución española, se recoge en la legislación interna, en concreto en la regulación de las relaciones paterno-filiales del Código Civil y en la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, y ha regido la jurisprudencia de este Tribunal, del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (sentencias de 5 de noviembre de 2002, caso Yousef contra Países Bajos, de 10 de enero de 2008, caso Kearns contra Francia, y de 7 de marzo de 2013, caso Raw y otros contra Francia).” (Sentencia TS, Sala Primera, de lo Civil, Sección Pleno, S de 6 de Febrero de 2014)

Centrándonos en el objeto de este artículo, debemos señalar que desde la Sentencia de 29 de Abril de 2013, la que señala que es el sistema de guarda y custodia compartida, un sistema ordinario de regulación de las relaciones paterno filiales, y no se debe considerar ninguna medida excepcional.

En dicho sentido ha regulado entre otras la Comunidad Autónoma del País Vasco mediante su Ley 7/2015 de relaciones familiares en supuestos de ruptura o separación de los progenitores, la cual recoge en su artículo 9.1 que “Cada uno de los progenitores por separado, o de común acuerdo, podrá solicitar al juez, en interés de los menores, que la guarda y custodia de los hijos e hijas menores o incapacitados sea ejercida de forma compartida o por uno solo de ellos. Dicha solicitud deberá ir acompañada de una propuesta fundada del régimen de desarrollo de la custodia, incluyendo la determinación de los periodos de convivencia y relación, así como las formas de comunicación con el progenitor no custodio y, en su caso, con los demás parientes y allegados”. Señalando en su artículo 9.2 que la mala relación entre ambos progenitores no será causa suficiente para oponerse a la gurda y custodia compartida.

Diferencias entre guarda, custodia compartida y  custodia exclusiva

Diferencias

  1. En la guarda y custodia compartida, ambos progenitores ostentaran la guarda y custodia, estableciendo los periodos en los que estará con cada progenitor. La forma de articular dicho sistema suele ser de las dos siguientes maneras, o bien se mantiene como domicilio, el que era el domicilio familiar, y cada 15 días por ejemplo, los progenitores se cambiarían de domicilio. Dicho sistema se llama casa nido, y la Jurisprudencia ha ido recomendado que no se utilice, puesto que es una fuente de conflictos. El segundo sistema es que ambos progenitores convivan en domicilios cercanos, para que los menores no tengan que modificar sus rutinas. En los periodos que no se esté con los menores, tendrán derecho de visita, y de comunicación.
  2. En la guarda y custodia en exclusiva será uno solo de los progenitores el custodio, estableciéndose un régimen de visitas y comunicación para el otro progenitor. Normalmente estableciendo el uso del domicilio familiar a los menores, y al progenitor custodio.
  3. En la guarda y custodia compartida se suele establecer que mientras los menores estén a cuidado de cada uno de los progenitores estos se harán cargo de los gastos inherentes a la manutención, en contraposición con la guarda y custodia en exclusiva, en la cual uno de los progenitores estará obligado a abonar una pensión de alimentos para contribuir al sostenimiento económico del menor o menores. Si bien es cierto que los tribunales, y el Ministerio Fiscal, suele solicitar que aparte de abonar los gastos de manutención cuando estén en su compañía, deben abonar una pequeña cantidad en una cuenta común para posibles gastos imprevistos.
  4. Los gastos extraordinarios en ambos casos se abonaran al 50%. Dichos gastos se entenderán aquellos gastos que no estén de cuidado, educación, y médicos que no estén cubiertos por la Seguridad Social, ni por algún seguro privado de los progenitores. Por extraordinarios se entenderán los que resulten excepcionales, no periódicos, imprevisibles, necesarios, acomodados a las circunstancias económicas de ambos progenitores y previamente consensuados expresa o tácitamente
  5. En ambos casos los periodos vacaciones se repartirán por mitad. Dichos periodos se decidirán de mutuo acuerdo, y de no ser así, se establecerá preferencia a la hora de elegir dichos periodos disfrutes, teniendo preferencia un progenitor un año, y al siguiente el otro.

Si te interesa saber más sobre derecho de familia, tenemos otros post sobre estos temas tan interesantes:

Custodia compartida y Coronavirus.

Situación de la Gestación Subrogada en España

 

En Lawyou te garantizamos tranquilidad.

En LAWYOU contamos con abogados/as con muchos años de experiencia que te pueden ayudar o aportarte más información sobre la legislación actualmente aplicable y los futuros cambios.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para contarnos tu caso a través de nuestro correo electrónico: atencionalcliente@lawyoulegal.com o, si lo prefieres, también puedes llamarnos al 602 226 895. O puedes dejarnos tus datos aquí.

Socio y Abogado de Lawyou

 

 

 

 

 

 

Si en el estado de alarma tiene alguna duda con la custodia compartida o cualquier otro tema relacionado con el covid y necesita la asistencia de un abogado/a rellena el siguiente formulario.

Categorías a las que pertenece este artículo:

Si te ha gustado, comparte este artículo:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *