fbpx

Categoría: Segunda Oportunidad

Como solicitar la ley de segunda oportunidad para Autonomos con el Coronavirus

como solicitar la ley de segunda oportunidad para Autonomos con el Coronavirus

Si eres empresario o eres autónomo este articulo es para ti, te interesa. Atravesamos una etapa de gran dificultad y de gran incertidumbre derivada de la pandemia del COVID-19 y también, por la prolongación y por la extensión del estado de alarma que ha llevado a una interrupción de la actividad económica nunca antes vista. […]

Lawyou — jueves, 4 de junio de 2020

Guía sobre la ley de la segunda oportunidad

Cuando las deudas agobian a una persona física, a una empresa o a un autónomo, existe la posibilidad de acogerse a una medida que los ayuda a sobreponerse de esta situación mediante una condonación parcial de sus deudas, sin que ello implique perjudicar los derechos de los acreedores. Estamos hablando de la Ley de Segunda Oportunidad, la cual es regulada por el Real Decreto Ley 1/2015, cuyo razón de ser es permitirle al deudor renegociar sus deudas y lograr la exoneración de una parte de estas.

¿De qué se trata la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad, tal como la Ley Concursal, forma parte de la legislación basada en la ética. Su propósito es rescatar a la persona de una situación de deudas que no le es posible afrontar, al tiempo que también buscan proteger el derecho de los acreedores de cobrar su deuda. Por lo tanto, esta ley sirve a dos propósitos al mismo tiempo, por lo que podemos decir que cumple con una doble función.

Lawyou — miércoles, 27 de mayo de 2020

Como Acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad

Acogerse a Ley de Segunda Oportunidad

Quiero acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad

“Era autónomo y mi negocio era rentable, tenía doce clientes y cuatro empleados. Conseguí un cliente que me hizo un encargo de varios cientos de miles de Euros y a los pocos meses me canceló el pedido.

Aquello me ocasionó pérdidas muy importantes, proveedores y nóminas sin pagar, indemnizaciones por despido que no podía hacer frente y una deuda personal inasumible de más de 250.000 Euros… No tenía ni para pagarme un bocadillo. Sin embargo, lo peor fue el estado de ansiedad permanente que la situación me ha provocado desde entonces”.

Lawyou — lunes, 3 de febrero de 2020