acoso sexual en el trabajo

Acoso sexual en el trabajo

Lawyou — viernes, 7 de febrero de 2020

Acoso sexual y acoso por razón de sexo en el trabajo: Todo lo que necesitas saber

Antes del día 8 de Marzo, el Día Internacional de la Mujer, publicaremos 4 posts sobre acoso sexual y acoso sexual en el trabajo. Aunque también tocaremos otras áreas que la laboral. Hoy empezamos con el primero. Puedes ir a la segunda parte con este enlace.

En primer lugar, ¿Alguna de estas situaciones son familiares para ti?

  • Chistes  y comentarios de tipo sexual
  • Discusiones de trabajo que acaban en conversaciones sobre sexo
  • Recibir SMS, emails o Whatsapp con contenido sexual 
  • Has solicitado  reducción de jornada por guarda de hija/hijo menor de doce años y además de denegártela se ha iniciado una actitud hostil hacia tí. Quejándose y protestando por tu trabajo, incluso te han insinuado la posibilidad de que abandones la empresa de forma voluntaria  
  • Te han asignado funciones de inferior categoría 
  • Ridiculizan y menosprecian tus habilidades y capacidades intelectuales 
  • Descalifican tu trabajo 
  • Sufres de forma habitual comentarios sobre tu apariencia física
  • Han modificado sin justificar el motivo alguna de las condiciones laborales: horario, tipo de jornada, turno 
  • Miradas lascivas
  • Provocar el contacto físico “accidental” de cualquiera de las partes del cuerpo
  • Arrinconamiento intenso de forma deliberada 

A todas estas conductas hay que ponerle nombre: 

Acoso sexual y/o Acoso por razón de sexo 

Puede ser que en el transcurso de alguno de estos comportamientos hayas dudado sobre cómo llamarlos. No te sucede solo a ti.

Los niveles de tolerancia hacia el acoso sexual y el acoso por razón de sexo provocan su  normalización y la invisibilización de estas actuaciones. 

Acoso sexual y acoso sexista son las formas más típicas de discriminación sexista ( Lousada Arochena 2014) y una de las modalidades de la violencia machista en el trabajo.

¿Qué personas te están acosando?

A veces estas situaciones no son realizadas por personas que forman parte de la plantilla. Esta realidad provoca muchas dudas para identificarlas    como acoso sexual y/o acoso por razón de sexo en el trabajo.

En segundo lugar, vamos a resumirte todas las personas que aunque no formen parte de la plantilla están conectados con tu entorno laboral. El hilo conductor es la actividad profesional. 

  • Algún compañero del trabajo 
  • Tu jefe inmediato o quizás de otro departamento o sección
  • Uno de los trabajadores que orgánicamente depende  de ti
  • Un cliente  
  • O quizás es alguno de los proveedores
  • Las personas que forman parte de alguna empresa que está subcontratada en la realización de algunos servicios ( seguridad, informática, etc)

¿Qué pasa hoy en día?

Si te estás preguntando cómo puede ser que en pleno siglo XXI las mujeres sigan sufriendo estas situaciones de acoso sexual y/o el acoso por razón de sexo. 

Mujeres y hombres son iguales ante la ley pero los roles y estereotipos siguen instalados en el aire y entre ellos se encuentra el estereotipo  sexual de la mujer. Este sigue ganando la partida al rol profesional .“la incorporación de la mujer al trabajo asalariado en todas las esferas de la sociedad en un contexto de persistencia de los valores sexistas ha conducido a la práctica extendida del acoso sexual en el ámbito laboral” (Subirats y Castells, 2007)

No eres la única en esta situación. Hay muchas mujeres como tú, sufriendo en silencio estas humillaciones.

Así que para demostrártelo la mejor forma es tirar de algunos datos.

En el año 2014 se realizó una encuesta por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea a 42.000 mujeres en los veintiocho países, sobre la “Violencia de género contra las mujeres”. 

Por lo que los resultados muestran que.  1 de cada dos mujeres ha sido objeto de acoso sexual o acecho a través de las nuevas tecnologías y que de ellas un 32% lo padecen  en los entornos laborales.

Además el 75 % de las mujeres que ocupan puestos directivos o en el que entre sus funciones se encuentra la toma de decisiones se han enfrentado, o enfrentan a esta lacra.

Cómo ves el acoso sexual no diferencia a las mujeres por su puesto de trabajo ni por su rango profesional.  Cualquier mujer puede encontrarse en alguna de de estas situaciones.

Así que te estarás preguntando ¿qué obligación tiene la empresa? para protegerte de cualquier actitud que pueda catalogarse como acoso sexual y/o acoso por razón de sexo.

Es más, en el 2007, se aprobó y entró en vigor la Ley 3/2007, de igualdad efectiva entre mujeres y hombres. En ella se establecieron dos obligaciones para las empresas con independencia del tamaño que estas tengan:

  • Tener un protocolo para sensibilizar y prevenir estas conductas
  • Contar con un procedimiento específico para dar cauce a las denuncias

Por otro lado, quizás la pregunta que te estés haciendo sea ¿cómo y de qué forma puedes denunciar?

Hemos de decirte que depende.

Por eso te recomendamos que te pases por aquí la próxima semana y lo descubrirás.

Así que acuérdate que te leemos en los comentarios.

¿Necesitas asesoramiento legal?

En Lawyou contamos con un equipo profesional especializados en Violencia de Género y acoso sexual en entorno laboral y en otras áreas con más de 20 años de experiencia y con atención en todo el territorio nacional y con amplia experiencia en casos ganados en este tipo de casos

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para contarnos tu caso a través de nuestro correo electrónico atencionalcliente@lawyoulegal.com o, si lo prefieres, también puedes llamarnos al 667 606 611.

Aida Ruiz Franco.

Abogada Lawyou y abogada digital

 

Si quieres denunciar cualquier caso de acoso laboral u otro acoso rellena el siguiente formulario
 

Categorías a las que pertenece este artículo:

Si te ha gustado, comparte este artículo:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *